Skip to main content
x

Todo sobre Bambú

 

El bambú es una planta uso múltiple que por su característica, flexibilidad y capacidad de transformación permite dar respuesta a los objetivos desarrollo sostenible (ODS)  con un impacto sustancial.

 

La contribución del bambú en el  cumplimento de los ODS es la siguiente:

 

Objetivo No.1  Fin a la Pobreza:   La industria del bambú es una alternativa para  dinamizar la economía en las comunidades rurales porque  el establecimiento de plantaciones, en forma de cultivo,  requiere mano de obra tanto para su siembra, mantenimiento y transformación. Igualmente, esta planta tiene facilidad de adaptación  en suelos y condiciones climáticas, bajo requerimiento de insumos y rápido crecimiento que se reflejan en el desarrollo de una economía verde con la creación de productos de alto valor; trayendo como consecuencia la reducción de la pobreza rural.

 

Objetivo No.2 Hambre Cero y Objetivo No. 3 Salud y Bienestar: Los productos alimenticios provenientes de los brotes tiernos de bambú juegan un  papel importante en la alimentación mundial (1/3 de la población lo consume).  Estos brotes contienen casi todas las vitaminas esenciales, aminoácidos, minerales y otros nutrientes considerados esenciales para mantener la vida y  la salud. Bajo contenido de grasa, de carbohidratos y alto contenido de fibra dietética. También, se utiliza para la fortificación de diversos productos alimenticios, ya que aumenta la calidad de los alimentos y las propiedades organolépticas.

 

Objetivo No. 6  Agua  Limpia y Saneamiento El bambú tiene un vínculo directo con el agua porque  previene la erosión, reduce la escorrentía,  la perdida de suelo, de nutrientes, favorece la retención de humedad y agua, aumenta la infiltración. Además, su sistema radicular ayuda al tratamiento de agua residual con alta cargas orgánicas porque funciona como un filtro vegetal.

 

Objetivo No.7 Energía Asequible y No Contaminante  La biomasa del bambú se puede utilizar como leña, carbón, pellets o  en gas para la generación de energía térmica. Esto contribuye a reducir la presión sobre los bosques porque se cosecha en períodos cortos, tiene capacidad de auto-reproducción lo que proporciona un suministro continuo de materia prima.

 

Objetivo No.8 Trabajo Decente y Crecimiento Económico:   Todas las partes del  bambú, desde las raíces hasta las hojas, se utilizan en una gran variedad de productos diferenciados,  la creación de nuevas tecnología e innovación en las comunidades rurales.  Por Ejemplo: una hectárea de bambú puede generar aproximadamente 10 empleos por año en actividades de siembra y mantenimiento.  Del mismo modo, su cadena de valor involucra  cinco actores que son: los proveedores de servicios, los productores de materia prima, los transformadores, los comerciantes y el consumidor.  Por lo cual, se logra involucrar a muchas personas lo que coadyuva a la reducción de la desigualdad que se presenta entre los habitantes de comunidades rurales.

 

Objetivo No.9:  Industria, Innovación  e Infraestructura  La utilización del bambú como materia prima está generando la innovación y la creación de nuevas tecnologías en diferentes industrias como la construcción, artesanía, muebles, fabricación de drones, bicicletas entre otros por su característica de flexibilidad, bajo peso, durabilidad, recurso renovable, producción limpia  y amigable con el ambiente.

 

Objetivo No. 11 Ciudades y Comunidades Sostenibles: El bambú alrededor del mundo genera empleo y materiales de construcción a millones de hogares.  Los productos que se fabrican con bambú tienen una baja huella de carbono, puede reemplazar el cemento y el plástico en tuberías de drenaje, viviendas y en diferentes instalaciones, lo que brinda una alternativa para reducir la contaminación y la pérdida de recursos forestales.

 

Objetivo No. 12 Producción y Consumo Responsable: La producción de productos con bambú permite mejorar la gestión sostenible y el uso eficiente de los recursos naturales, al igual que brinda una alternativa para la reducir el consumo por la durabilidad de los mismos a través del tiempo.

 

Objetivo No. 13: Acciones por el Clima y Objetivo No.15  Vida de Ecosistemas Terrestres: El bambú tiene un aporte significativo, valioso y de gran impacto para la mitigación de los efectos del cambio climático; elimina grandes cantidades, cuatro veces más, de dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera en comparación con otros árboles. Los productos derivados del bambú actúan como sumideros de carbono encerrándolos en sí mismo.  El bambú ayuda a evitar el uso de combustibles fósiles, contribuye al mantenimiento de los ecosistemas naturales y agrícolas, fortalece la capacidad de adaptación al cambio climático producto de los fenómenos meteorológicos extremos, las sequías, las inundaciones y otros desastres a la vez que mejora la calidad del suelo.